domingo, 20 de junio de 2010

La vida imitando al arte



Debía ser la segunda mitad de los ochenta,1985 o 1986.
Ocupábamos el Castillo y aprendíamos un montón de cosas sobre el arte.
Favio pintó este cuadro en aquel momento.

El martinete en el túnel



De Tomás Pavón este martinete: "Ven acá tú,mujer del mundo"
Ir a descargar

Ven acá tú,mujer del mundo
confórmate a la razón
que no hay un hombre en el mundo
que sea fijo como el reloj



Una nueva entrega del artista en el túnel de lavado.
Los coches marcan el ritmo allá arriba como arcángeles mecánicos.





ole

sábado, 19 de junio de 2010

El Libro de Estilo de Catatònia Triomfant (2) (LOS VERDUGOS SE VISTEN CON EL ROPAJE DE LAS VÍCTIMAS)






















Josep Pla en Nueva York en los años de esplendor del Imperio.
Desde los amplios ventanales del ático del rascacielos donde se le ha invitado a cenar
se le muestra la iluminación nocturna de la metrópoli.
¿Reacción emocional?¿Mal de Stendhal?
No, sólo el sentido común preguntando:

“Això qui ho paga?”

Catatònia Triomfant és la pérdida de ese sentido común,
el abandono de la investigación de la realidad cuando no conviene al movimiento de la construcción nacional en marcha porque,la mayoría de las veces,es fea y se resiste a adaptarse a sus manías estéticas.

El Libro de Estilo de Catatònia Triomfant es el relato de la construcción de ese catálogo estético porque tal vez sólo desde la perspectiva del arte se puedan entender ciertos movimientos actuales y el imaginario que las dirige.

La operación fundacional de Catatònia Triomfant” es una “operación estética” pero no un “movimiento estético“.

Esa operación estética se explica si uno tiene una perspectiva lo suficientemente amplia o una independencia emocional respecto de Catatònia y puede preguntarse:

“¿Quién pagó el “Modernisme“?”

pues no es una operación que tenga que ver con el “Modernisme“ en sí mismo ,como ese estilo estético a analizar propio de la Europa finisecular.

Es otra cosa.

En el siglo XIX el 70 u 80 por ciento del comercio de esclavos bajo el Imperio Español está en manos de catalanes y vascos (recuerda ,mi hermano,esa memoria que asombrosamente se despierta cada vez que hay elecciones: los Nadal, los Vidal-Quadras…cualquiera de “ellos“ a derecha e izquierda, los patricios…¡negreros!).
Pero también propietarios de los ingenios azucareros cubanos y sus derivados o las fábricas de tabaco de Filipinas ¿recuerdas al catalán Baccardí, mi compañero… y a Gil de Biedma dirigiendo el negocio entre verso y verso?

Esos eran los amos de Catatònia Triomfant, los que pagaban el “Modernismo”, ese orgasmo de los turistas japoneses.
Los colonizadores.

Los amos observan la pérdida del imperio y reaccionan rápidamente, ya se sabe: repatriando capitales.
“Repatriar capital” vaya sintagma, hermano lobo: la patria y el pecunio,la patria y la mierda.
Y comienza la danza, el lento minué identitario:
La transformación del dinero en poder es lo único que garantiza conservarlo a partir de una cierta cantidad,
que el dinero es muy perro, hermano lobo.
Por eso, si se quedan y no se van con Francia, quieren mandar. ¡Cambio de dinastía!¡Tiembla Madrit!

Y , cada vez que dicha operación no avanza, agitar la bandera vernácula que construirán los empleados de los amos.

¡Ah, los empleados!

Los oficinistas, los subalternos que saben leer y escribir, los chicos pálidos de la ciudad de Barcelona que sirven a sus amos con fidelidad, los escribientes de las grandes compañías de ultramar.

Ese escribiente que describe Pessoa en “El Libro del Desasosiego”
viviendo en cuatro calles de la Metrópoli ,testigo pasivo, preso de una gran melancolía, de las grandes empresas comerciales en los mares de las Indias y de los largos viajes alrededor del mundo que sólo puede imaginar.

Servidor de los que expolian, colaborador necesario de los colonizadores. Chupatintas melancólicos. Sujetos ambíguos respecto de la lucha obrera. A veces solidarios otras esquiroles. La clase media baja, su trayectoria ideológica errática propia y de sobras conocida.

Ellos son los sujetos que inician la operación estética fundacional de Catatònia Triomfant. Su falange más radical como en el resto de Europa, su partido nazi.

La admiración por la revuelta de los negros en Cuba y la imposibilidad de hacerla aquí ,abren la posibilidad de ,al menos, chico pálido mi hermano lobo, comenzar a vivirla estéticamente.

Esa es la función que cumple la aparición de la estrella en un triángulo azul sobre las cuatro barras.

Dice:

“Somos una colonia de España como lo ha sido Cuba o Filipinas. Como España nos expolia tenemos derecho a liberarnos de su yugo imperial.”

Salvan a sus amos que ya nunca podrán ser acusados del expolio y se salvan ellos que colaboraron necesariamente con ese comercio.

Vistiéndose con el ropaje de las víctimas, dan a sus amos y a Catatònia Triomfant la primera coartada moral que funda su reinado.

Y de la primera proposición lógica de la cual derivar el resto del delirio.

Hasta ahora.

Martinetes : un cante que acompaña los trabajos y fatigas de la fragua (2)

video

El principio del concierto. Apenas unos segundos grabados con la cámara digital pero sirve para hacerse una idea del ambiente que se creó esa noche del sábado.

sábado, 12 de junio de 2010

El libro de Estilo de Catatònia Triomfant



“¿Franco és un dictador?
¡Que dius filldeputacomunista!”
“Si no estás d’acord amb Franco
¿Per qué no t’en vas,
filldeputacomunista?”

La "transformación policial de la percepción" era básica en el mantenimiento del Régimen y no un "efecto colateral o excesivo y no deseado". Cuando desapareció esta "transformación policial" el régimen cayó.
Y fue sucedido por el siguiente.

Así de sencillo:

"Si no estás de acuerdo con
Catatònia Triomfant
¿Por qué no te vas,
txarnegodemierda?"

Siempre estás obligado a sentirte culpable
pues no haces lo bastante para tener
definitivamente
la Identidad
¿por qué no te vas?

En la construcción nazional
no entran los criterios
de rentabilidad y eficacia…
pero en tu puesto de trabajo sí,
en la investigación
de enfermedades raras sí,
en tu jubilación sí.

La nación no tiene por qué
justificarse
tu sí
has de hacer un poco más
de esfuerzo
para ser

Existeixes-No existes

En el delirio actual la búsqueda de identidad y del reconocimiento del otro se pierden por los rincones del atavismo de lo tribal y en esa falsa idea de reunión que da el pertenecer a un movimiento totalitario en marcha pero ,al mismo tiempo, sin llegar a satisfacerse nunca pues, para la necesaria existencia del movimiento de construcción nacional,se exige que la investigación de esa identidad esté dirigida,sin ninguna sombra de duda,hacia fuera.
La posibilidad de dirigirla hacia uno mismo está bloqueada,entre otras cosas,por el relato familiar nacionalista que ha de eludir por fuerza el maltrato primario oculto con la sobadísima súper compensación narcisista:

“Catalunya ha sido agraviada”

La lógica pervertida del nazismo
sustituye:
“Yo he sido agraviado”
por:
“Alemania ha sido agraviada”

“Cuando un país ha sido hundido,pisoteado,insultado,escupido en la cara,
lo que usted quiera…”

Lo que usted quiera…
pero,pero...
¿Qué le hicieron al socio-lingüista en el seminario
cuando todavía aspiraba a curilla?
¡Que lo diga!
¡La asamblea se lo demanda!

“Los catalanes no tenemos
suficiente autoestima”

¿Ah,sí?
¿Pues qué pasó en la crianza y cómo pasó?

Y así,la plaga emocional termina moviendo la correa de trasmisión de ese delirio lógico que parte de proposiciones falsas:

“…habiendo recogido la opinión
y el sentir de la mayoría de los catalanes
de que Catatònia es una Nación… ”

¿Cuando?¿dónde?¿quién?

o escenificando la identificación con el agresor:

“…aquest sistema teatral que l’estimem perque és nostre”

En la cultura fue la dictadura económica de la subvención la que dictó los contenidos.Pero eso fue al principio.Actualmente los principios estèticos de Catatònia Triomfant están totalmente interiorizados y predomina la aquiescencia del cordero dispuesto al sacrificio y el de sus hijos ante el avance de la nación pues para que todas sus obras sean buenas han de ser de Catatònia.
Y a la vez el estilo de la época señala un hecho importantísismo:
el silencio atronador del arte vernáculo sobre lo que todo el mundo sabe que se construye,sobre lo que todo el mundo habla fuera de micro o en las conversaciones privadas.
Ese silencio y la construcción nacional evidente del día a día viven,en las representaciones artísticas de Catatònia,vidas extrañamente paralelas y misteriosas.
En la operación se dejó atrás el espejo que Hamlet decía que los cómicos ponen frente a la sociedad pero es que la opción posible está actualmente entre la libertad o la subvención.
Un arte meramente ornamental del que no quedará nada.La escultura social nazi en marcha no tendrá su Josep Pla.
De hecho en las autobiografías que aparecen de los padres de Catatònia el no decir nada significativo,absolutamente nada fuera del autobombo más decarado,es el rasgo común a todas ellas.

Ya nunca más la verdad será importante,
es la salida del Dr Goebbels:

“Me dan igual el concepto y el número,
esas cosas de la realidad...
mientras salgamos en la tele.”

En el delirio contemporáneo del nacionalismo aparece final y necesariamente
la figura del “inmigrante”.
El concepto sufre en un siglo una transformación tan sutil,tan bien construída artículo a artículo,conferencia a conferencia que resulta difícil despegarse de ese sanbenito aceptado como normal.
Ese trasvase de población rural a las ciudades,el mayor de la Europa del siglo XX,
se transforma,exorcismo de una cultura a la defensiva,en trasvase de población de una nación a otra.Así es como unos campesinos que van a buscarse la vida a la ciudad aunque con el mismo pasaporte que los autóctonos pasan a ser “invasores” e “inmigrantes” en esa especie de delirio filológico-romántico del Molt Honorable,“La immigració problema i esperança de Catatònia”:

«El hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico. Es un hombre destruido […],es generalmente un hombre poco hecho, un hombre que hace cientos de años que pasa hambre y que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual. Es un hombre desarraigado, incapaz de tener un sentido un poco amplio de comunidad. A menudo da pruebas de una excelente madera humana, pero de entrada constituye la muestra de menor valor social y espiritual de España. Ya lo he dicho antes: es un hombre destruido y anárquico. Si por la fuerza del número llegase a dominar, sin haber superado su propia perplejidad, destruiría Cataluña. Introduciría en ella su mentalidad anárquica y pobrísima, es decir su falta de mentalidad.»

«Es muy conveniente que las cosas se digan por su nombre. Que los conceptos sean claros. Que se vean las cosas tal como son, y no como el hábito y el camuflaje o el cansancio las hacen ver. Concretamente, es del todo necesario que 150 ó 200 mil hombres que viven en Cataluña sean considerados como lo que son en realidad: como ejército de ocupación»

«Los hombres del ejército de ocupación se pueden presentar honorablemente como maestros, como obispos, como médicos, como escritores, como funcionarios como porteros o bedeles, como directores de banco o como ingenieros, como Redentoristas o Misioneros del Sagrado Corazón o monjas de un montón de órdenes y ocultar su condición de ocupantes, su mentalidad colonial. Pero, nosotros, nos tenemos que meter entre ceja y ceja que además de todo esto, son ocupantes, son coloniales. (…) Se ha de crear un nuevo tipo, el del ocupante.»

Los hereus y las pubillas mantienen así su derecho a la propiedad frente al resto de hermanos que,por la ley catatónica,no lo tienen pero que no dejan de ser una carga para los primogénitos que tienen siempre la sensación,aunque los nuevos trabajen cantidad,de que cuesta mucho trabajo mantenerlos y que qué se han creído estos charnegos de mierda cuando a la mínima empiezan a demandar sus derechos:

Como ,en su delirio,“te acogen“,
y entras en “su propiedad“,
también cabe en su delirio
el que te puedan “hechar“.

Puestos en pie,
aplauden al filólogo.

La estetización total y las figuras del sociolingüísta y del filólogo.

Nietzsche: "En el futuro el problema que plantea el Arte será un asunto mucho más serio que la Verdad."

Eugeni D'Ors: "Als catalans ens perdrà l'estètica: ens importa més el cóm es diu que el que es diu realment".

Catatònia Triomfant es la construcción artística de la realidad.

Dr.Goebbels: "Repite una mentira mil veces y se convertirá en verdad."

Walter Benjamín fue de los primeros en verlo...y sentirlo.
Observó dónde residía la primera de las violencias del movimiento nazi:
la estetización total.
El movimiento totalitario,en cuanto se pone en marcha en 1933,no deja nada de la realidad sin reconsiderar a ojos de la doctrina del partido.A los sujetos no les bastará respetar la ley y pagar sus impuestos.Todos como sospechosos en el filo de la navaja serán clasificados,mediante las leyes raciales de Nüremberg,según estilos artísticos definidos al detalle por los estétas del movimiento.La lengua no fue una excepción a esta regla.

Un instituto de secundària en Catatònia,curso del 2007.
Dos profesores charlan en el bar coincidiendo en una hora que tienen libre.
Hablan en castellano,lengua materna de ambos,de cosas intrascendentes ajenas al trabajo.Se conocen de toda la vida y saben que sus padres son "de fuera".
Se abre la puerta del bar y aparece la figura del filólogo catalán,coordinador lingüístico,saluda y se dirige a la barra.No hace ningún gesto ni se le ve ningún interés por sumarse a la tertúlia de sus compañeros en su mesa,de la cual está a cuatro o cinco metros.
Uno de los profesores continúa la charla interrumpida pero,ahora,hablando con su compañero en catalán.

jueves, 10 de junio de 2010

"Los Martinetes, un cante que acompaña el trabajo y las fatigas de la fragua"


Antonio Machado y Álvarez (su seudónimo Demófilo,amigo del pueblo,oculta la personalidad del padre de los poetas Manuel y Antonio Machado)es el primer escritor que dirige una investigación filológica en España hacia los cantes populares y,de hecho,es el introductor de la palabra “folklore” en el idioma español.
“Demófilo” es de los primeros en recoger cantes tan herméticos y tan apegados a un oficio como los Martinetes y cuenta ,en un apéndice de su obra “Cantes flamencos”, la vida de Silverio Franconetti,el primer artista y cantaor flamenco que se hizo leyenda al popularizar los cantes gitanos a mediados del S.XIX :

(…)"aficionado al canto desde sus primeros años,empezó[Silverio]muy pronto[10 años]a desesperar a sus padres con sus frecuentes rabonas a la sastrería y sus continuas visitas a una fragua próxima a su casa donde pasaba las horas muertas embebecido en oír cantar a los gitanos.”

El aprendizaje musical de Silverio parte de esa fascinación por lo que
oía cantar a los herreros y nos hace preguntarnos por esos cantes que
tanto gustaban al hijo del sastre de Morón y que provocaron que
abandonara el oficio familiar y ,más tarde, animado por el magisterio
del cantaor el Fillo, se dedicara al de cantaor flamenco.

¿Qué cantaban los herreros en mitad del siglo diecinueve y en Morón?
En 1966, Hipólito Rossi en su “Teoría del Cante Jondo” recoge esta
copla como un ejemplo de “ Martinete”:

“¡Mare mía de mi alma!
¡pare mío, qué vergüenza!
que los gitanos se enteren
que tengo la fragua en venta”

Cuenta Rossi que en el oficio cotidiano de los forjadores gitanos se
conservan algunos tipos de cante a voz sola.
Los cantes propios de los gitanos herreros son las Deblas y los
Martinetes que han tenido como matriz melódica a las Tonás para
construir estas derivaciones específicamente fragüeras.

Las Tonás significan “tonadas” o fragmento melódico, memoria fragmentada de antiguos romances de los que no se conserva más que una cuarteta o dos (los del Mío Cid son frecuentes en las Antologías del cante).Dice Demófilo que “el repertorio es mucho más rico de lo que aquí aparece que [como es propio de la cultura oral] “ni los cantaores recuerdan hasta que no cantan la mayoría de las letras que usan”.
Pero no existe un modelo único de Toná y, además, las grabaciones de un par de ellas son bastante tardías (de 1954 es la Antología de Hispavox)como para poder estar seguros que el hilo de la transmisión de esas melodías se conserva intacto.

Por otro lado tenemos la Debla de la cual se decía que era un cante que se había perdido hasta que Tomás Pavón,hermano de la Niña de los peines,dio a conocer su versión grabada en 1950.Pero algunos patriarcas gitanos negaron que este cante fuera la tal debla de manera que,aunque esta versión fuera genial y seguida hasta hoy como modelo,no podemos estar seguros de responder si esta es la que escuchaba el pequeño Silverio cuando se escapaba de la sastrería.

Pero sí estamos más seguros de la conservación de las melodías de los Martinetes y de su derivación fragüera de las Tonás por la labor del cantaor Antonio Mairena en la investigación y grabación de estos.

En la introducción a su “Antología del Cante Flamenco y Cante Gitano” de 1959, Mairena explica que:

“Martinetes, Deblas y Tonás, son los tres cantes que caracterizan a la raza gitana.Por ello,en esta grabación,van los tres cantes unidos en las voces de sus más fieles intérpretes: Rosalía de Triana y Pepe Torres,cantan el Martinete,y Antonio Mairena, la Toná y la Debla.[la melodía de Tomás Pavón con media letra cambiada] Como ambientación de esos tres cantes se les ha situado en el interior de una fragua o herrería porque fue donde nacieron.El Martinete nació en la fragua mientras el gitano machacaba el hierro candente. Sabido es que el fuego ,la llama de la lumbre, ayuda a pensar,a meditar.Así el gitano, mientras trabajaba, con sus ojos abiertos al rojo resplandor del ascua y, entre golpes de martillo,fue enhebrando,con recuerdos trágicos y angustiados, este cante triste.”

Tenemos entonces un cante conservado desde que se inició en las herrerías gitanas de Cádiz, Jerez y Sevilla(Triana),permitidas a los gitanos sólo desde el reinado de Carlos III, cuando se les dió carta de ciudadanía. Y que su denominación de Martinete deriva del martillo con el que trabaja el gremio de los herreros.

Los Martinetes son una artesanía dentro de otra.

Pero ¿cómo sonaba? ¿qué oía el niño Silverio?
Una jota.Sí,una jota a fin de cuentas pero sometida,como hace el herrero con el metal,a un trabajo intenso de repiqueteo sobre su dibujo melódico ,el cual es transformado como transforma o crea el herrero una “figura”.

La copla del Martinete(y la Debla)es una cuarteta octosilábica:

“Desgrasiao de aquel que vive y
come pan de mano ajena
siempre mirando a la cara,
si la pone mala o buena”

Como se ve en el ejemplo, a diferencia de la jota, el sentido de los martinetes es sentencioso, serio ,sin ironías, directo pero también se canta ,como la jota, con una melodía en el modo mayor ,en otras palabras:
Con dos acordes haciendo de tónica y dominante (un Si7 y un Mi por ejemplo)se canta lo mismo una jota,un blues o la melodía base desde la que el Martinete se puede construir.

O más sencillo: el niño Silverio estaba oyendo una jota cuya melodía es distorsionada, redoblada ,picada y repicada y puesta en orden.Los Martinetes son una artesanía dentro de otra.La labor de forja que se aplica a la melodía originaria,la modifica hasta al punto de parecer el canto de un muecín llamando a la oración a los fieles musulmanes pero con la diferencia de que lo que se presiente tras esa toná son:
“(…) los trajines de la fragua con un gitano tiznado dándole al fuelle mientras otros golpean con el mazo, repicando el maestro de fragua de manera desacompasada para desasirle las brasas al rojo vivo-el chisporroteo- adheridas al martillo.”

Juan Pedro Ríos Calatayud 15/04/2010 Cornellá

DESCRIBIENDO EL PAISAJE SONORO DE LA MULTITUD

Describiendo el paisaje de la multitud con eco



DESCRIBIENDO EL PAISAJE DE LA MULTITUD
Ir a descargar

Esta es la multitud de la que hablan los libros. ¿Ya ha explotado la bomba? ¿Esperan la sopa del lager? No lo sé,parece que algunos entre ellos sonríen pero otros dirigen a la cámara sus semblantes bovinos. No empujan,aguardan a que la masa avance....

¿Por qué me atrajo tanto esta foto?
¿Me fascinó el acierto del fotógrafo en el encuadre?
¿O me estremecía la duda acerca de si su actitud al decidir que era importante sacar una foto era frívola y juguetona,inconsciente,o solemne pues comprendía como la tragedia había estado tan cerca de todos los que iban a quedar fijados tras el click?
Al verla me trajo a la memoria algún cuadro de algún pintor pues esa perspectiva...pero el contenido...todavía me lo pregunto.

Lo que si apareció con más claridad fue la posibilidad de acercarme a lo que esa multitud podría cantar si tuvieran que hacerlo todos como un colectivo que ha estado cerca del atentado y en la certeza de que ha sido una casualidad el no haber sido masacrada hacía unos minutos porque las personas representantes de una ideología cualquiera no les dió por sentarse a su lado.
Un miembro de la multitud ha considerado que era legítimo responder a una humillación de forma anónima cargándose a 40 ó 50 desconocidos en su desvarío.
Y esta locura la vomita la multitud como el coro de la tragedia devuelve la locura a su protagonista,ya envuelto en la sangre de la víctima,como un eco:

"Es la muerte en el espejo lo que ví
la que cuenta los senderos que perdí.
Me hizo que tomara en serio la vida
¿Y cual es la vía?
Yo quería la certeza de la Ideología
y no la desesperación de sólo confiar en mí."

El Niño Hardcore 22/05/2010